Envío gratuito En compras superiores a 89€
Pago Seguro Transacciones 100% seguras
Click & Collect disponible En una gran selección de productos
Garantía de calidad Selección de nuestros profesionales
El blog
de LOS PEÑOTES
Síguenosen nuestras redes sociales

Cómo cuidar los muebles de exterior.

Ya ha llegado el momento de tener listos los espacios de exterior para poder disfrutar de ellos con todas la comodidades y un buen mantenimiento de los muebles de exterior es fundamental. Vamos a ver qué debéis hacer según el material de vuestros muebles.

Resinas y fibras artificiales.

Son las reinas indiscutibles en los últimos años en este sector… Son muebles ligeros y de alta resistencia a la intemperie cuando son de buena calidad.
Su mantenimiento se basa en la limpieza con agua y jabón neutro con un cepillo o paño suave que no lo arañe o aplicarle agua a presión con una manguera (nunca con máquina tipo Karcher) . El uso de jabones agresivos pueden hacer que el material amarillee.
En este tipo de muebles, aunque sean de buena calidad, recomendamos siempre el protegerlos algo en invierno sobretodo en zonas con climas de cambios bruscos de temperatura y así evitar que la fibra pierda su elasticidad.

Teca.

Muchos se han vuelto reacios a este material porque piensan que da mucho trabajo… ¡y realmente no es para tanto!
Cómo conservar la teca : Se limpian con agua caliente en la que se ha diluído jabón neutro y se frotan con un cepillo suave. Y si están en una zona con arbolado o bajo una pérgola con trepadoras será conveniente pasar un papel de lija suave para arrastrar los restos de polen, semillas, lluvia, o marcas de los pájaros. ¡Pero no se trata de lijar! no nos asustemos, es pasar la lija como quien pasa un trapo limpiando una superficie. De esa manera se abre el poro y penetra mejor el aceite que aplicaremos después.

El aceite específico para Teca ha de aplicarse dos veces al año , preferentemente en primavera y en otoño, o si preferís: antes de que entre el calor y de que llegue el frío . De esta manera la madera conservará ese alto nivel de aceite que tiene en su estado natural y no perderá su color original ni se resecará , evitando así que la madera se abra .

Y en caso de tomar un color gris perlado , podemos quitarlo también con un producto específico para ello, pero no significa en ningún caso que se nos haya estropeado el mueble; ese tono es característico de la Teca y si nos lo permitís decir: ¡nos encanta! confiere un aspecto añejo al ambiente y con cierto toque decadente que dependiendo del estilo es muy digno de apreciar.

En invierno si optáis por taparlos nunca pongáis el primer plástico que encontréis o que habéis guardado de la última vez que pintastéis en casa; debéis utilizar una funda específica de muebles de exterior que suelen estar realizadas en fibras que permiten que el mueble transpire y no se llene de hongos o moho por condensación. Y esta recomendación es aplicable a todos los muebles de exterior.

Fibras naturales.

Ratán . médula , mimbre y fibras obtenidas de plantas acuáticas son materiales que proporcionan muebles de gran belleza y que por su estética pueden ser utilizados tanto en decoración interior como para exterior . Pero no nos engañemos, son muebles delicados y que por lo tanto aguantan mal las inclemencias del tiempo por lo que deberán estar situados bajo techado y protegidos del agua. Es decir, no son de intemperie total en ningún caso.

Su cuidado: Eliminar el polvo cuidadosamente y posteriormente pasar un paño húmedo por toda la superficie con la frecuencia que las condiciones del sitio lo requieran.
Una vez al año deberían encerarse para protegerlos o barnizarse en caso de haber descuidado su mantenimiento .

Loom.

Este material se puso muy de moda en los años 90 y todavía puede que haya alguien que tenga algo de este material, así que vamos a incluirlo, aunque ha sido claramente desbancado por las fibras artificiales. Su aspecto es parecido al del mimbre y de hecho están trenzados a mano al igual que los otros pero su estructura es la de un hilo de acero envuelto en un papel previamente bañado en resinas . Este tejido es sumergido en una solución especial que le proporciona unas prestaciones excelentes para su uso en el exterior . Su superficie no se astilla ni se reseca . Y al presentar una superficie lisa evita que las vestiduras se puedan enganchar como puede ocurrir con uno de mimbre. Aunque soportan bien las inclemencias del tiempo , deben utilizarse en sitios cubiertos (porches, terrazas , cenadores , etc … )

Cómo mantenerlo: de modo similar a los muebles de fibras naturales . Se ha de mantener libre de polvo aspirándolos frecuentemente y limpiar pasando un trapo húmedo .

Hierro.

Los muebles de hierro forjado son para toda la vida , resisten bien el agua y el sol cuando vienen tratados con pinturas especiales para el exterior , aunque es conveniente no dejarlos a total intemperie durante el invierno o sobre superficies no impermeables ( césped o suelo encharcable ) . No hay que olvidar que el hierro es un metal que se oxida, así que por mucho que os digan que viene preparado… más vale un “por si acaso”.

Cuidados del hierro: Se basa en una buena limpieza con agua jabonosa , siempre con jabón neutro y posteriormente aclarando . Y aquí va nuestra sugerencia para el invierno: lo mejor es encerar el mueble al menos dos veces al año con cera en spray o de la de toda la vida en pasta, así la humedad resbalará y aunque estén bajo porche hay que hacerlo . Antes de encerar es conveniente repasar minuciosamente el mueble buscando pequeñas raspaduras que cubriremos con pintura de repasar .

Aluminio.

Es uno de los materiales más resistentes en el exterior.
Mantenimiento: tan sencillo como proceder periódicamente a un lavado con agua jabonosa y aclarar bien posteriormente .

 

 

Fotos: Muebles Joenfa

 

 

 

Encuentra inspiración y ayuda en nuestro blog
Otros artículos que podrían interesarte

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado de todas nuestras promociones & eventos

GARDENISTAS S.L es responsable de los datos facilitados con la finalidad de enviar información sobre nuestros productos y servicios propios al suscrito. La legitimación para el tratamiento es el consentimiento manifestado al suscribirte. Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Más información sobre nuestra Política de privacidad