Envío gratuito En compras superiores a 59€
Pago Seguro Transacciones 100% seguras
Click & Collect disponible En una gran selección de productos
Garantía de calidad Selección de nuestros profesionales
El blog
de LOS PEÑOTES
Síguenosen nuestras redes sociales

Flores de invierno: los Helleborus

 

Los Helleborus son una de las pocas opciones de flor que podemos tener en los meses de frío, cuando los jardines están en reposo la naturaleza nos regala sorpresas tan delicadas como estas flores también conocidas como “rosas de navidad” aunque su floración se prolonga mucho más allá de esta época del año.

Púrpura, blanco, rosa, amarillo pálido, negro o manchado, estas flores cada vez tienen más adeptos en esta época del año.

Christmas Rose
Nunca te cansarás del espectáculo de una planta que florece en invierno. La Rosa de Navidad (Helleborus niger) te obsequia grandes flores blancas de noviembre a marzo, con una magnífica corona de estambres en el corazón. La Rosa de Navidad casi no se ve afectada por la nieve o las heladas. Aunque la planta se cae un poco, se enderezará nuevamente tan pronto como la temperatura comience a calentarse.

Rosa cuaresmal
La «hermana» de la rosa navideña blanca es la rosa cuaresmal (Helleborus orientalis). Esta planta de jardín tiene flores de color amarillo, rosa y morado oscuro y también hay variedades con flores manchadas. La rosa cuaresmal viene en varios tamaños, desde lo suficientemente pequeño como para ser utilizado en una cesta colgante hasta un arbusto alto que necesita una maceta suficientemente grande o un lugar en el borde de algún camino o completando un parterre.

Planta milenaria.
En la naturaleza, la rosa navideña crece en las regiones montañosas del centro y sur de Europa y Asia Menor. La primera mención conocida de la planta data de 1400 aC, cuando el médico Melampus escribió al respecto. Esta planta viajó a América, donde ha llegado a simbolizar la vanguardia y la supervivencia.

Consejos de cuidado
Coloca la rosa de Navidad en un lugar soleado protegido. Mientras más sombreada esté la planta, menos flores producirá tu helleboro.
Si las hojas se caen un poco, es hora de regar. Después de un par de horas se habrá animado por completo. No riegues cuando esté helando y aplícale fertilizantes o abonos una vez cada quince días y así prolongarás y multiplicarás su floración.

 

Fotos: Flower Council

Encuentra inspiración y ayuda en nuestro blog
Otros artículos que podrían interesarte

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado de todas nuestras promociones & eventos

GARDENISTAS S.L es responsable de los datos facilitados con la finalidad de enviar información sobre nuestros productos y servicios propios al suscrito. La legitimación para el tratamiento es el consentimiento manifestado al suscribirte. Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Más información sobre nuestra Política de privacidad