Envío gratuito En compras superiores a 59€
Pago Seguro Transacciones 100% seguras
Click & Collect disponible En una gran selección de productos
Garantía de calidad Selección de nuestros profesionales
El blog
de LOS PEÑOTES
Síguenosen nuestras redes sociales

Podar con cuidado… más vale prevenir.

El paso del temporal Filomena ha dejado grandes destrozos en ramajes en los jardines por lo que hay que ponerse manos a la obra y reparar cuanto antes, aunque hay que tener en cuenta que tampoco hay que apresurarse, en las ramas que se hayan dañado por las heladas es mejor esperar a que pase el riesgo de heladas pues aunque estén feas de aspecto están haciendo de tapón al resto de la planta y la protejen, así que mejor centrarse en limpiar y reparar los cortes y rasgaduras de las ramas que se hayan partido.

Si bien los cortes de las podas en primavera y verano cicatrizan antes, es en invierno cuando debemos tener especial cuidado en los cortes que hagamos al podar, así que ten en cuenta estos consejos:

  • Estate atento al pronóstico del tiempo para tener claro que no vaya a haber heladas esa noche.
  • Realiza los cortes siempre lo más cerca del tronco posible.
  • En ramas de más de 2cm de grosor de diámetro, es recomendable aplicar una pasta cicatrizante. De esta manera evitaremos que quede una herida abierta por la que puedan entrar hongos o insectos que puedan infectar la planta en el momento de mayor actividad vegetal. Este punto es más importante de lo que parece. Si con las personas aplicamos y recomendamos la «medicina preventiva», las plantas no dejan de ser seres vivos y responden también a estas precauciones. Aplica esta pasta tras hacer los cortes limpios  en aquellas ramas desgarradas o quebradas por el temporal. Utilízala con la madera seca, nunca si acaba de llover o va a llover y cubre la herida del corte sobrepasando 1 cm para que quede bien sellado.

Y una vez que terminemos de podar, y esta recomendación es para todo el año, hay que limpiar las tijeras con agua y jabón y aplicarles un poco de aceite (de cocina sirve) a las cuchillas de la herramienta utilizada. De esta manera se mantendrán en perfecto estado y evitaremos que queden en ellas bacterias que puedan infectarnos las plantas al podar en la siguiente ocasión.

Por otra parte, a la hora de podar,y al margen de la necesidad de reparar tras el temporal,  a veces no tenemos en cuenta que no se trata de meter tijera sin más, dependiendo de la época de año y del grosor de las ramas debemos tener ciertas precauciones. Aunque las plantas se pueden podar a lo largo de todo el año, salvo excepciones como puede ser en el caso de los frutales cuando están en plena floración, es en pleno invierno cuando las podas son menos agresivas para las plantas al estar éstas con menos actividad y es cuando realizamos podas de ramaje, no de perfilación o control de forma en especies arbustivas.

Y además, al no tener hojas las especies caducas es más fácil identificar las ramas que han de eliminarse (ramas que se cruzan en árboles y dificultarán el paso de la luz y el crecimiento correcto de las otras ramas, chupones, rebrotes de raíz en arbustos o árboles, ramas que sean peligrosas en zonas de paso, ramas estropeadas o secas…).

Acércate a nuestra sección de bricojardinería y pregúntanos cual es la herramienta más adecuada para lo que necesitas.

Fotografías: Pexels

Encuentra inspiración y ayuda en nuestro blog
Otros artículos que podrían interesarte

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado de todas nuestras promociones & eventos

GARDENISTAS S.L es responsable de los datos facilitados con la finalidad de enviar información sobre nuestros productos y servicios propios al suscrito. La legitimación para el tratamiento es el consentimiento manifestado al suscribirte. Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Más información sobre nuestra Política de privacidad