Envío gratuito En compras superiores a 50€
Pago Seguro Transacciones 100% seguras
Click & Collect disponible En una gran selección de productos
Garantía de calidad Selección de nuestros profesionales
El blog
de LOS PEÑOTES
Síguenosen nuestras redes sociales

Por qué adelantar la decoración navideña nos hace más felices

 

Si bien no hay una fecha oficial que se acepte como pistoletazo de salida para empezar con la decoración  de Navidad, la costumbre en nuestro país para empezar a hacerlo suele estar en torno a finales de noviembre, bien en torno al inicio del periodo de Adviento o bien aprovechando los días libres que se juntan en los puentes y días festivos de estas fechas. Pero quizás deberíamos empezar a plantearnos el decorar nuestras casas de Navidad lo antes posible, y este año más que nunca con el estado de ansiedad y tristeza que está ocasionando esta pandemia y la razón es tan sencilla como que hay estudios que demuestran que las personas que adelantan la decoración navideña son más felices, así como diferentes afirmaciones de psicoanalistas y psicoterapeutas reconocidos.

El simple hecho de colocar los adornos ya nos retrotrae a momentos felices, a nuestra infancia, a recordar personas que nos faltan pero con las que mantenemos sensaciones muy felices, la nostalgia es un poderoso estimulador de emociones positivas aunque pueda parecer lo contrario. La psicóloga Deborah Serani en una entrevista a Today.com manifestaba que el ponernos a decorar la casa, el sacar las luces, los colores brillantes, los aromas… se produce un aumento de dopamina, la conocida como hormona de la felicidad, la que nos hace sentirnos mejor y con ello estar más felices.

En el mismo sentido se manifiesta Amy Morin, psicoterapeuta y autora del libro » 13 Cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen» , confirma la nostalgia como motor: «Cuando estás colocando los adornos, estás pensando en tiempos más felices, momentos con la familia y los amigos y tradiciones familiares en las que te implicabas mucho». y si eres de los que en esa asociación les lleva a una infancia que quizás no fuera tan feliz, es un buen momento para generar nuevos recuerdos creando nuevas costumbres, de manera que la próxima vez la asociación ya será positiva.

El psicoanalista Steve McKeown, creador del programa «MindFixers» y dueño de The McKeown Clinic manifestaba en la web Unilad en el año 2017 lo siguiente: «En un mundo lleno de estrés y ansiedad a la gente le gusta asociarse a cosas que los hacen felices y las decoraciones navideñas evocan esos fuertes sentimientos de la infancia. Las decoraciones son simplemente un ancla o un camino hacia esas emociones mágicas de emoción de la vieja infancia. ¡Así que poner esas decoraciones navideñas temprano amplía la emoción!»

Y si estas afirmaciones no os bastan,  el Journal of Environmental Psychology  manifestó que en un estudio se demostró que las personas que viven junto a casas decoradas perciben estos adornos como un signo de «amistad y cohesión» en comparación con otras casas no decoradas. Es decir, que nos hacen sentir una mayor unión con nuestros vecinos, se percibe como una invitación y sinceramente ¿quien se resiste a animarse cuando está rodeado de luces y colores?

Así que si las personas que decoran de Navidad antes están siendo más felices más tiempo al adelantarse y ampliar ese periodo, con este año tan distópico ¿qué mejor remedio que ponernos a decorar nuestras casas de Navidad ya mismo? Que seamos 6 ó 20 es lo de menos, este año vamos a necesitar sentir la Navidad más que nunca ¿no os parece?

Fotos: Unsplash

 

Encuentra inspiración y ayuda en nuestro blog
Otros artículos que podrían interesarte