Envío gratuito En compras superiores a 89€
Pago Seguro Transacciones 100% seguras
Click & Collect disponible En una gran selección de productos
Garantía de calidad Selección de nuestros profesionales
El blog
de LOS PEÑOTES
Síguenosen nuestras redes sociales

Trucos para un huerto ecológico.

Cultivar un huerto de manera ecológica no significa que vayamos a evitar el utilizar productos fitosanitarios, pero sí el que reduzcamos quebraderos de cabeza. Hay que saber qué pasos hemos de dar y qué trucos utilizar para conseguir una mejor cosecha.

Comprobar la calidad del terreno.

  • Si tiene nutrientes.
  • Si es poroso, o por el contrario arcilloso y si retiene el agua mucho o poco. En caso de tener que mejorar la calidad del suelo, la primera duda es ¿hasta donde? ¿cuanta capa de sustrato bueno he de aplicar?

Cómo comprobar la calidad del terreno.

  • Hay que hacer un hoyo de unos 50 ó 60cm de profundidad (si nosotros también nos agarramos los riñones al pensarlo… pero pensad que es sólo una vez en la vida).
  • Una vez hecho el hoyo,clavamos un cuchillo de filo liso  en diferentes alturas del hoyo, de manera que vamos comprobando en qué capa de tierra es más fácil clavar el cuchillo y donde más difícil. El punto de profundidad donde sea difícil, será la marca de profundidad de suelo a mejorar.
  • Mejorar el suelo hasta esa altura y mezclar el que tenemos con un sustrato adecuado y aplicarle un fertilizante apropiado previamente a la plantación y de origen orgánico.  Mucho cuidado con los estiércoles fuertes (de vaca) porque habrá que esperar unos días antes de plantar . De lo contrario, podemos quemar lo que pongamo. Y siempre hay que mezclarlo con la tierra que haya.

Dónde situar el huerto.

Si queremos una producción abundante hemos de procurarle una exposición soleada, así que lo de la estampita bucólica de tener un árbol dentro donde disfrutar de nuestros tomates a la sombra, nada de nada, el arbolito tendrá que estar fuera del huerto.

Y si no hay manera de contar con mucho sol,  hay que adaptarse y sembrar hortalizas que no necesiten tanto su luz: lechugas, acelgas… en general, las que no echen floración previa (nuestros queridos tomates necesitan mucho sol).

La plantación ha de hacerse con una orientación de norte a sur, nunca de este a oeste, ya que de esta manera, las plantas recibirán mayor insolación y darán más fruto. Así que a pensar la dirección de los surcos que tenéis antes de plantar nada…

¿Cuanto regar?

Pues en verano casi a diario y aquí entra en uso de nuevo ¡el hoyo de antes!

Ese hoyo también nos va a servir para ver la penetración del agua en nuestro suelo: echaremos agua en el borde del mismo para ver de qué manera empapa y filtra el agua y lo que tarda en llegar a ese tope donde la tierra impide entrar el cuchillo, ya que ese tope será también el que tengan las raíces y tenemos que procurar que el agua llegue hasta ellas.

Cronometrando el tiempo que tarda en llegar el agua ahí, serán los minutos de riego que necesitemos más o menos. Aunque la mejor medida será por otro lado la observación de nuestras plantas.

¡Y otro truco fundamental! los goteros de riego salvo en los primeros 15 días de estimulación cuando hemos plantado un plantón con pocos brotes, nunca, nunca… ha de estar pegado al tallo de la planta, hay que apartarlo de la misma.

¿Cuanto? pues pensando en que el volumen que tenga la planta por fuera, será el que tenga por debajo y es a las raíces donde debe llegar el agua (no al tallo donde no hay raíces) así que imagina la sombra proyectada de su volumen como si fuera la copa de un árbol y pon el gotero en esa distancia.

La sanidad de nuestro huerto.

¡Truco de nuevo! Para controlar los insectos que pueden dañar a nuestro huerto de una manera eficiente y ecológica, lo  mejor es realizar plantaciones lo más diversas posibles. Y combinarlo con plantas de flor que atraen insectos que devoran a los que dañan la huerta: alissum, flor del guisante, mostaza, lavandas, tagetes… Estas plantas ayudarán a controlar el pulgón, la araña roja, la mosca blanca…

Y en caso de necesitar luchar contra los más difíciles hay que procurar utilizar los tratamientos que no sean agresivos con el resto de la fauna beneficiosa que debemos conservar (Massó cuenta con una línea ecológica pensada para esto que es más selectiva).

Así que resumiendo, para tener un buen huerto hay que seguir estos puntos:
Buena aireación del cultivo.
Que no falte fertilización,
Tener en cuenta la  orientación.
Evitar los riegos abundantes en el cuello de la planta.

No matar a todos los insectos, ya que los hay que son beneficiosos.

¡Os deseamos una buena cosecha! y recordad que podéis encontrar vuestras hortalizas tanto

Encuentra inspiración y ayuda en nuestro blog
Otros artículos que podrían interesarte

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado de todas nuestras promociones & eventos

GARDENISTAS S.L es responsable de los datos facilitados con la finalidad de enviar información sobre nuestros productos y servicios propios al suscrito. La legitimación para el tratamiento es el consentimiento manifestado al suscribirte. Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Más información sobre nuestra Política de privacidad